Salsa mayonesa

La mayonesa es una salsa fría que todos conocemos que con sal, zumo de limón y/o vinagre nos sirve para acompañar todo tipo de platos y snacks. Es de origen español, en concreto menorquín y existen infinidad de marcas industriales en el mercado. Cierto es que está asociada a la comida rápida y es muy calórica, por lo que como en con otras muchos alimentos hay que intentar reducir su uso.

Además la salsa mayonesa es una salsa base para otras muchas como alioli, salsa rosa, mayonesa caramelizada, con remolacha, etc…

Ingredientes salsa mayonesa

  • 2 huevos
  • Aceite de girasol
  • Zumo de limón
  • Sal

Preparación salsa mayonesa

Añadimos los huevos con el zumo de limón y la sal y mezclamos. Cuidado con la cantidad e limón que se añada dependiendo de la cantidad que se vaya a hacer de mayonesa, con dos cucharada soperas debería ser suficiente. Se puede sustituir el limón por vinagre, pero ojo con la cantidad, y tened en cuenta que el sabór será más fuerte.

Agregamos el aceite poco a poco de girasol poco y movemos la batidora rápidamente para que espese y no se nos corte. Si usáis aceite de girasol el sabor será más suave, si la hacéis con aceite de oliva el sabor será muy fuerta y sabrá más a aceite.

Trucos salsa mayonesa

¿Por qué se corta la mayonesa o mahonesa?

Tanto con la salsa mayonesa como con otras muy parecidas como el alioli, muchas veces nos encontramos que se nos corta. El principal problema está en que lleva demasiada cantidad de aceite y se bate demasiado. Lo mejor es añadir el limón antes que el aceite para que no se nos corte fácilmente y ya con un poco de aceite le añadimos el huevo.

En caso de que se nos corte podemos volver a restaurarla añadiendo agua caliente poco e ir batiendo hasta volver a restructurarla.

Mojo verde

mojo verde

El mojo verde es una de las variedades más típicas del mojo canario o mojo picón, junto con el mojo rojo. Funciona muy bien con cualquier plato, como carnes o patatas al horno o hervidas, pero se suele ver mucho con pescado.

Muchas son siempre las recetes factibles para cada cualquier plato, y en este caso nuestra recomendación es hacer el mojo verde no solo a base de especies verdes para que le den ese color, sino sofreir pimiento italiano y pimientos de padrón (preferiblemente estos segundos) o ambos para hacer una base de salsa verde triturando estos.

Ingredientes mojo verde

  • Cilantro
  • Pimiento verde italiano y/o pimientos de padrón
  • Cayena
  • Comino
  • Ajo
  • Perejil
  • Sal
  • Vinagre
  • Aceite de oliva
  • Pimienta verde molida o variada

Preparación mojo verde

Trucos mojo verde

Para espesar el mojo podéis utilizar pan frito machacado o incluso sin freir, como cuando se hace un salmorejo.

Además como ya hemos comentado una buena opción para conseguir un mojo verde más especial es prepararlo con pimientos morrones fritos y triturados, de forma que le den sabor y color

Otras salsas relacionadas

Salsa de mostaza y miel

Con un sabor ciertamente agridulce, la salsa de mostaza con un toque de miel es una salsa muy usada en la gastronomía estadounidense. Como siempre tenemos muchas variantes de esta salsa dependiendo de donde se prepare y con que ingredientes, pero aunque se puede usar perfectamente con carnes, su uso es para picar con snacks y como vinagreta para ensaladas de lechugas y rúculas.

Existen además en el mercado varias salsas de marcas muy conocidas con estos ingredientes.

Ingredientes salsa de mostaza y miel

  • 2 cucharadas de mayonesa
  • 1 cucharada de postre de vinagre
  • 1 cucharada de miel
  • 1 cucharada de mostaza
  • Sal
  • Pimienta negra molida

Preparación salsa de mostaza y miel

Preparar esta salsa no tiene ciencia, se trata simplemente de mezclar todos los ingredientes con un poco de energía de forma que queden todos bien mezclados, hasta conseguir una textura adecuada.

Trucos salsa de mostaza y miel

Tipos de miel y mostaza tenemos muchas así que es bastante obvio que dependiendo de cuales usemos obtendremos una variante de la sala u otra. Mostazas con estragón, más acidas, dulces, de Dijón, etc… El truco para conseguir la mezcla perfecta para tu paladar es utilizar tu mostaza preferida o varias mostazas diferentes y usar una mayonesa suave de forma que no tome demasiado protagonismo.

Otras salsas relacionadas

Salsa de mostaza

Salta mostaza

Obviamente hay muchas mostazas en el mercado y de muy buenas calidades, pero siempre tenemos la opción de no meter la cuchara dentro del bote y condimentar lo que sea, sino trabajar un poco más a nuestro gusto la salsa y enriquecerla para hacer nuestra salsa para nuestro plato.

Si lo que queremos es usar una mostaza para sandwiches o bocadillos o simplemente barnizar un trozo de carne por ejemplo como un ingrediente más de una de nuestras creaciones culinarias entonces la idea no es pasar por el proceso de crear una salsa de mostaza casera.

Ingredientes salsa de mostaza

  • 1 cucharada mostaza
  • 1 cebolla
  • 1/2 vaso vino blanco
  • 1/2 vaso agua
  • Un poco de pan frito
  • 1 huevo
  • Aceite de oliva
  • pimienta
  • sal

Preparación salsa de mostaza

La idea es trabajar la receta en caliente, así que empezamos por pochar la cebolla con el aceite y y los pequeños trocitos de pan. Cuando esté todo bien pochado añadimos el vino blanco y vamos removiendo hasta que se evapore el alcohol. Añadimos el agua y lo hervimos todo hasta que esté listo para triturar.

La idea aquí no es hacer casi una mayonesa, pero añadiremos un huevo con sal y pimienta y agregaremos aceite de girasol hasta hacer una pequeña mayonesa ligera.

Triturando el resto de ingrediente y mezclándolos ya en un bol con un poco de energía tendremos ya nuestra mezcla base para añadir las mostazas que queramos y conseguir así nuestra deliciosa receta casera.

Trucos salsa de mostaza

Opcionalmente podéis utilizar una mezcla de varias mostazas para preparar la salsa. Quizás una mostaza más dulce con otra más fuerte, con pimienta o estragón y suavizar una mostaza de Dijón con otra diferente hasta conseguir el sabor perfecto para vuestro paladar.

Un toque de eneldo, estragón o azafrán podría darle un toque a esta salsa acompañando una buena carne con unos verduras al horno.

Otras salsas relacionadas

Mojo rojo

mojo rojo

El mojo rojo es la salsa canaria por excelencia para acompañar las típicas papas arrugadas de las Islas Canarias. Con varias recetas que pueden llegar a conseguir diferentes mojos de calidad, este mojo se ha convertido en un producto exportado por su popularidad y lo bien que puede funcionar con patatas y carnes, así como pescados.

Ingredientes mojo rojo

  • Tomate natural
  • Cayena
  • Comino
  • Ajo
  • Azúcar
  • Sal
  • Vinagre
  • Aceite de oliva
  • Pimienta molida

Preparación mojo rojo

Añadimos todos los ingredientes menos el tomate natural con un poco aceite y lo picamos todo con el robot de cocina. Una vez que tengamos el punto de la base del mojo y picante, añadimos el tomate, volvemos a triturar si fuera necesario o mezclar y luego añadimos aceite hasta conseguir el mojo con la textura adecuada.

Ahora es el momento de probarlo para ver si tenemos que corregirlo con sal u otro ingrediente.

Muchos mojos más caseros se hacen con los ingredientes picados pero no triturados quedando mucho más rojo y entero, pero en casi todos los casos el mojo por excelencia, quizás no el de algunas de nuestras madres, no esté totalmente triturado, pero a nuestro modo de ver debe estarlo, perdiendo ese color rojo de los ingrediente y quedando algo más anaranjado al emulsionarse con el aceite y quedar más como una salsa batida.

Trucos mojo rojo

Como truco importante para espesar la mejor opción es añadirle un poco de frito o pan sin freir como hacemos en otras recetas.

Recordad además que siempre un toque dulce matará el ácido del tomate y hará que la salsa quede más suave y deliciosa al paladar.

Como nota simplemente comentaros que en caso de que hagáis mojo rojo quizás sea el momento de hacer un poco más de lo necesario para poder hacer un delicioso almogrote.

Otras salsas relacionadas

Mojo amarillo

mojo amarillo

El mojo amarillo no es más que una variante del mojo canario listo para usar con pescados, patatas o carnes. Incluso si lo aligeramos en cuanto a espesor podríamos usarlo como salsa ligera para aliñar ensaladas.

Básicamente la recete es simple, mantenemos todos los ingredientes de cualquier mojo canario y quitamos todos estos que puedan darle un color rojo o verde, y lo sustituimos por pimiento amarillo y un toque de mostaza. Es ideal para decorar platos, o para sorprender emplatando cualquier servicio con tres mojos, rojo, verde y amarillo.

Ingredientes mojo amarillo

  • Pimiento amarillo
  • Cayena
  • Comino
  • Ajo
  • Sal
  • Vinagre
  • Aceite de oliva
  • Mostaza

Preparación mojo amarillo

Sofreímos con poca aceite y muy lentamente los pimientos amarillos, hasta que estén muy tiernos y listos para triturar. No dejéis que se quemen y si así fuera quizás podéis quitarle la piel y dejar solo la carne. Una opción interesante pero con más trabajo sería asarlos en vez de freirlos.

Una vez los tenemos listos, añadimos todos los ingredientes con un poco de aceite y trituramos hasta conseguir una mezcla uniforme. Luego añadimos un poco más de aceite y obtenemos el mojo con una tonalidad amarilla.

Otras salsas relacionadas

Mojo blanco

El mojo blanco es una de las variedades derivadas del mojo canario de forma que estamos ante una pequeña incursión imaginativa entre un mojo con un toque de comino y cayena y un alioli. Con unas “papas arrugadas”, patatas al horno o pescados blancos al horno puede funcionar muy bien.

Ingredientes mojo blanco

  • Mayonesa
  • Cayena
  • Comino
  • Ajo
  • Perejil
  • Sal
  • Vinagre
  • Aceite de oliva
  • Pimienta molida

Preparación mojo blanco

Para preparar el mojo blanco simplemente tenemos que mezclar todos los ingredientes picándolos muy bien en el robot sin abusar con el aceite de oliva. Una vez que esté la mezcla picante lista añadimos salsa mayonesa y rebajamos hasta el gusto.

Otras salsas relacionadas

Salsa alioli verde

La deliciosa salsa alioli de origen menorquino, es perfecta para acompañar patatas, verduras, fideuas, etc. Incluso en un buen bocadillo, y como no para picar, cuando tenemos los tipicos palitos de pan o un buen pan de hogaza, cuesta mucho no tener la tentación de untar un poco en pan y degustarlo.

En estos momentos entonces cuando el alioli habitual puede enriquecerse añadiendo un solo ingrediente más, que es una gran cantidad de perejil fresco, de forma que este quede totalmente verde y con un sabor delicioso, y por qué no, el perejil tiene muchas vitaminas y propiedades, así que no os lo penséis mucho y probadlo.

Ingredientes salsa alioli verde

  • Aceite de girasol
  • Huevo
  • Sal
  • Limón o vinagre
  • Ajo
  • Perejil

Preparación salsa alioli verde

Añadimos todos los ingredientes menos los huevos, y ponemos muy poco aceite. Lo trituramos todos muy bien hasta tener la mezcla lista con todo muy bien molido. Con esto podremos evitar usar mucha cantidad de aceite y además habrán pocas posibilidades de que se corte.

Posteriormente añadimos el huevo y vamos agregando el aceite hasta conseguir el espesor deseado. Moved el brazo del robot de cocina con un poco de brío y lo tendréis listo en poco segundos. Probadlo, como siempre y corregidlo de sal si fuera necesario.

Trucos salsa alioli verde

Otras salsas relacionadas

Salsa alioli

La salsa alioli es de origen menorquín, es decir, por si alguien tiene dudas sobre esto, hablamos de las Islas Baleares en España, y es una salsa muy polivalente que podríamos decir que es una mayonesa con ajo, deliciosa y que con un poco de pan simplemente ya es deliciosa.

Ingredientes salsa alioli

  • Dientes de ajo
  • 1 huevo
  • sal
  • vinagre o limón
  • aceite de girasol

Preparación salsa alioli

Metemos en la batidora ajos, sal y un poco de aceite, el limón o vinagre y trituramos hasta que el ajo haya desaparecido prácticamente.

Nuestro consejo para que no se corte el alioli y además usar el menor número de aceite posible, es mezclar los ingredientes inicialmente inicialmente sin el huevo una vez bien triturado lo añadimos y agregamos aceite hasta conseguir el espesor adecuado. Recuerda que la idea también es que los ingredientes estén a temperatura ambiente, así que igual debería sacar los huevos de la nevera antes de preparar la salsa.

Muchas opciones de alioli mas espesos o amarillos se hacen solo con yema de huevo o con un una yema de más. Pruébala y corrige de sal si es necesaria la salsa.

Puede servir como complemento de numerosos platos y es muy habitual encontrarla junto a pescados, carnes, pastas y, sobre todo, patatas ya sean fritas o asadas.

Trucos salsa alioli

No uses aceite de oliva porque le dará demasiado sabor.

El ajo será aquí quien haga que alioli esté más o menos fuerte, así que si pones más de 3 o 4 dientes conseguirás un alioli muy “rabioso”.

Otras salsas relacionadas

Salsa brava

Obviamente las patatas bravas son uno de los platos que siempre pueden estar a la hora de tomar unas tapas con los amigos con una cerveza bien fría. Muchas de ellas son auténticas maravillas y otras no tanto y se sirven con infinidad de salsas, pero la salsa tradicional para ellas es la salsa brava.

La receta tal cual tampoco es que exista fielmente documentada, es cuestión de que cada maestrillo trabaja con su receta particular, pero básicamente hablamos de una salta de tomate con algunos ingredientes picantes y vinagre, el resto podrían ser algunas especias. No vamos a decir aquí que tiene mucha relación con el mojo rojo o mojo picón canario, pero en un momento dado podría tener mucho parecido.

No solo acompaña patatas, te funcionará con cualquier cosa, como carne, verduras e incluso pescados.

Ingredientes salsa brava

  • salsa de tomate casera
  • dos ajos,
  • un par de cayenas
  • una cucharada de cominos
  • 100 ml de vino blanco
  • salsa tabasco
  • guindillas
  • cebolla

Preparación salsa brava

Ajos pelados, aceite, cayena y el comino a la cazuela para sofreir ligeramete. Cuando los ajos se estén dorando añadimos el vino y dejamos que reduzca.

Agregamos la salsa de tomate y la ponemos al fuego lento unos 15 minutos. Si vuestra salsa de tomate puede estar algo ácida recordad que podéis añadirle algo de azúcar o incluso miel para rebajar el sabor y conseguir un toque interesante.

Finalmente lo trituramos y si nos interesa que esté más espesa podéis plantearos el típico truco del pan frito molido.