Obviamente hay muchas mostazas en el mercado y de muy buenas calidades, pero siempre tenemos la opción de no meter la cuchara dentro del bote y condimentar lo que sea, sino trabajar un poco más a nuestro gusto la salsa y enriquecerla para hacer nuestra salsa para nuestro plato.

Si lo que queremos es usar una mostaza para sandwiches o bocadillos o simplemente barnizar un trozo de carne por ejemplo como un ingrediente más de una de nuestras creaciones culinarias entonces la idea no es pasar por el proceso de crear una salsa de mostaza casera.

Ingredientes salsa de mostaza

  • 1 cucharada mostaza
  • 1 cebolla
  • 1/2 vaso vino blanco
  • 1/2 vaso agua
  • Un poco de pan frito
  • 1 huevo
  • Aceite de oliva
  • pimienta
  • sal

Preparación salsa de mostaza

La idea es trabajar la receta en caliente, así que empezamos por pochar la cebolla con el aceite y y los pequeños trocitos de pan. Cuando esté todo bien pochado añadimos el vino blanco y vamos removiendo hasta que se evapore el alcohol. Añadimos el agua y lo hervimos todo hasta que esté listo para triturar.

La idea aquí no es hacer casi una mayonesa, pero añadiremos un huevo con sal y pimienta y agregaremos aceite de girasol hasta hacer una pequeña mayonesa ligera.

Triturando el resto de ingrediente y mezclándolos ya en un bol con un poco de energía tendremos ya nuestra mezcla base para añadir las mostazas que queramos y conseguir así nuestra deliciosa receta casera.

Trucos salsa de mostaza

Opcionalmente podéis utilizar una mezcla de varias mostazas para preparar la salsa. Quizás una mostaza más dulce con otra más fuerte, con pimienta o estragón y suavizar una mostaza de Dijón con otra diferente hasta conseguir el sabor perfecto para vuestro paladar.

Un toque de eneldo, estragón o azafrán podría darle un toque a esta salsa acompañando una buena carne con unos verduras al horno.

Otras salsas relacionadas

¡Comparte este post si te ha gustado!