Receta mojo picón andaluz

El mojo picón andaluz es un mojo que se parece mucho al mojo rojo canario. De hecho en la receta que os dejamos aquí pocas diferencias tenemos. En el fondo en esta versión incorporamos algunos ingredientes que usaríamos al hacer un salmorejo o un gazpacho, como son el tomate, el pimiento o el pan.




Es un mojo perfecto para usar con patatas asadas o bravas, ya que en el fondo es una salsa bastante parecida a la salsa brava. Por lo tanto, tendrás la guarnición lista para cualquier carne o pescado que te apetezca. Si quieres además preparar unos espárragos a la plancha con sal gorda y añadirle este mojo, también será una idea excelente.

Mojo picón andaluz
Bol de mojo picón andaluz muy bien triturado y de color anaranjado.

Y entonces, ¿cómo se hace el mojo picón andaluz? Pues os lo explicamos ya. Prepara la picadora, la thermomix, la batidora o el brazo robot, que es lo que yo prefiero y ponte el delantal no sea que salpique.

Las cantidades que os ponemos a continuación son para preparar una receta como para unas dos o tres personas.




Ingredientes del mojo picón andaluz

  • Un vasito de aceite de oliva virgen extra
  • 3 o 4 dientes de ajo
  • 1 pimiento rojo o pimiento del piquillo
  • 2 tomates bien rojos y grandes
  • Un poco de miga de pan
  • Una cucharada sopera de pimentón dulce
  • Dos cucharadas de vinagre suave
  • Sal gorda



Elaboración del mojo picón andaluz

Pelamos los ajos y le quitamos el corazón cortándolos por la mitad en vertical y sacándolo con la punta del cuchillo para que “no se nos repita” el ajo toda la tarde.

Preparamos los pimientos para dejarlos sin piel.Y o particularmente cuando añado pimiento ya sea rojo o verde a los mojos prefiero hacerlo asado o frito para que esté blando y con ese punto con el que queda y que no sea un pimiento “crudité”. Si los pimientos son del piquillo le quitamos la piel quemada que haya quedado si fuera el caso. Si son pimientos asados por nosotros, que pueden ser de un día anterior, o que hayamos puesto en el horno con una carne o pescado asado, al que vamos a acompañar con este mojo andaluz, pues nos aseguramos de quitarle la piel.




Lo mismo con los tomates. Le quitamos la piel con cuidado y poniendo un plato debajo para no perder ni una gota del líquido que soltarán al manipularlos. Un buen truco para quitarle la piel sin desperdiciar tomate y para poder hacerlo más fácilmente es calentarlos un poco en agua. Los metemos en agua que ponemos a calentar y los retiramos con el primer hervor. Ya veréis que es os será mucho más fácil pelarlos.

Ahora buscamos un pan al quitarle las migas. Si no tenéis a mano podéis echarle una rodaja de pan de sandwich, sin la corteza. Esa sería la cantidad más o menos.




¡Listo! Ya lo tenemos todo preparado para triturar, así que todos estos ingredientes al recipiente de la picadora, trituradora, máquina de hacer mojos que tengáis y le añadimos el resto de ingredientes menos el aceite. La ponemos en marcha y a triturar como si no hubiera mañana. Cuando tengamos la mezcla en proceso, unos 15 segundos de triturado, le vais añadiendo el aceite poco a poco y vais controlando como va quedando de espesa. Parad cuando veáis que esté bien triturado, y que os salga un mojo “gordito”, con esa textura ñam, ñam. Tampoco hace falta triturarlo hasta que quede desintegrado.




Ahora se acerca el momento de la cata de corrección. Buscamos la cuchara de turno, la metemos en el recipiente de la picadora sin coger mucho, directo al paladar con los ojos cerrados. Saboreamos nuestro mejunje en cuestión haciendo un poco de ruido y si hacemos “ummmmmmmmm” es que está listo, si decimos solo “ummm, le falta sal”, pues le ponéis.

Y esto esto es todo amigas y amigos, esta es nuestra versión del mojo picón andaluz, espero que os guste tanto como a nosotros.




¡Comparte este post si te ha gustado!