Receta mojo picón canario

¿Quién no conoce el mojo picón? ¿Y las famosas papas arrugás con este? Pues claro… el mojo es la salsa estrella de las que llaman las islas afortunadas, las Islas Canarias, que con su sabor picante acompaña platos típicos de la gastronomía canaria y que adereza sabores bastante peculiares, como una pella de gofio salada, ¿Sabéis lo que es? Os dejamos aquí por si no la conocéis una receta de pella de gofio salada con mojo.




Pero no nos desviemos, el mojo picón es perfecto para tomar carnes y pescados y cualquier tipo de patata, ya sea asada, hervida o incluso frita. Además como verás la receta del mojo picón es fácil.

Mojo picón canario
Bol de mojo picón canario de textura gruesa y color anaranjado bien triturado.

Existen variaciones de la recetas tradicionales tantas como queráis conocer o incluso inventar. El mojo también ha sido deconstruído ya en recetas, añadiendo además ingredientes nuevos o creativos que quizás no hayáis probado.




La lista es larga, por colores:

O por sabores si lo preferís:




En cualquier caso, nos vamos a centrar aquí en la receta original con los ingredientes tradicionales que muchos conocéis. Así que vamos a ello y preparemos el mojo picón canario con la receta más oriunda.

Ingredientes para la receta de mojo picón

La cantidad de ingredientes que vamos a utilizar es para unas 4 o 5 personas.

  • 10 dientes de ajo o una cabeza entera.
  • 2 pimientas de cayena o pimienta picona
  • 2 cucharadas de comino.
  • Pimentón dulce al gusto, 1 o 2 cucharadas
  • 1 vaso de aceite de olive virgen extra.
  • 2 cucharadas de vinagre.
  • Sal.



Preparación del de mojo picón canario

Para preparar el mojo picón empezamos por pelar los ajos quitándole el corazón para que no estemos toda la tarde “repitiendo” el ajo.

Ya sea usando el mortero haciendo el mojo a mano o usando cualquier robot de cocina, la preparación es bastante sencilla. Añadimos todos los ingredientes del mojo menos el aceite y le damos al mortero hasta dejarlo muy bien triturado o usamos la batidora de turno y le damos 20 segundos para que quede lista la base del mojo. Esta base es esencialmente una las claves para muchísimos mojos porque estos ingredientes se repiten en muchas recetas y es desde aquí cuando convertimos el mojo en picón, rojo, verde, etc…




Ahora empezamos a añadir el aceite de oliva poco a poco como quien va elaborando una mayonesa o alioli hasta que vaya espesando hasta tener una textura parecida a la de una crema.

Ahora tenemos dos opciones más. La primera es añadirle pan frito y la segunda es hacerlo con tomates asados. En ambos casos olvidaros de los ajos porque podréis freír o asar estos respectivamente  para que quede aún mejor.




Receta del mojo picón con pan frito

La receta con pan frito es bastante habitual, le da un toque buenísimo y va un poco al hilo de cómo se hace el salmorejo o gazpachos con algo de pan para espesar, salvo que aquí el pan se fríe en aceite.

Cortamos unas cuatro o cinco rebanadas de pan y lo ponemos a freír en una sartén con un poco de aceite de oliva, en esta caso no de girasol, sin que se nos dore demasiado, simplemente que quede bien frito, y ya que estamos podemos poner unos dientes de ajo para que quede también fritos y blandos y le den sabor al pan.

Metemos el pan, con el ajo y el aceite en el recipiente de la batidora, que si es un brazo robot mucho mejor, porque controlas manualmente lo que vas triturando. Yo no hago los mojos a mano, digan lo que digan que tradicionalmente se hacía a mano, es obvio porque en las casas no habían electrodomésticos, pero podemos hacerlo igual de “artesano” usando un poco de tecnología y consiguiendo que quede totalmente homogéneo, y lo picamos cinco segundos.

Añadimos el resto de ingredientes, el comino, la pimienta, el pimentón, el vinagre y le damos otros 30 segundos aproximadamente para crear lo que yo llamo la madre del mojo. Es decir, la mezcla sin el ingrediente que hace que crezca la cantidad y que altera y suaviza ya el sabor, como puede ser el aceite de oliva o el tomate en el caso de que sea un mojo rojo.




Ahora para acabar nuestro auténtico mojo picón con pan, le vamos añadiendo aceite de oliva poco a poco como quien va preparando una mayonesa y vemos cómo va espesando. Incluso a veces es bueno dejarlo reposar y hacer esta operación un ratito después. Y listo… con esto tenemos nuestra salsa canaria lista para usar.

Recordad que si la metéis en la nevera antes de comer quitarle un poco frío sacándola un rato antes de consumir.




Receta del mojo picón con tomates asados

Ya puestos, cómo vamos a asar los tomates mientras preparamos esa deliciosa pata de cerdo o la carne o pescado que más os apetezca en el horno metamos también una o dos cabezas de ajo que los usaremos para nuestro mojo también, para que quede espectacular.

La receta de mojo picón con tomate asado es la misma pero haremos un mojo picón rojo donde añadiremos este ingrediente. En esta ocasión si os decantáis por preparar esta versión del mojo, el ajo que usaréis podría ser también asado, que queda muy cremoso.

Tenéis la receta con más detalle del mojo picón con tomates asados aquí, que es una variante de la receta original que viene de la isla de Fuerteventura.




¡Comparte este post si te ha gustado!