Receta mojo picón de almendras

El mojo picón de almendras es otra de las recetas típicas canarias. Esta versión tiene un color, sabor y textura muy especiales y agradable gracias a las almendras.




Ya no es solo una cuestión de sabor al usar las almendras sino de la textura que las almendras aportan, como por ejemplo cuando hacemos una salsa de almendras o una salsa romesco.

A continuación los ingredientes para preparar un vaso de mojo, lo suficiente para cuatro comensales. Obviamente podemos duplicar cantidades y tener el doble de cantidad, pero con la experiencia iréis haciéndolo casi a ojo.




Antes de listar además los ingredientes hablaremos sobre uno de ellos que le dará el color rojo o anaranjado más bien a nuestro mojo de almendras, y se trata de la salsa de tomate en este caso dulce. Una salsa de tomate dulce, que en el fondo es una salsa ketchup, la podemos elaborar con tomate triturado o tomates naturales calentándolo un poco con azúcar o miel. Podemos añadir aquí incluso cebolla dulce muy triturada y otros ingredientes para elaborar nuestra propia salsa de tomate especial.

Ingredientes del mojo picón de almendras:

  • 30 almendras tostadas enteras y peladas
  • 4 dientes de ajo
  • 1 pimienta picona o pimienta cayena
  • 2 cucharas de pimentón
  • 2 cucharadas de comino
  • 2 cucharadas de vinagre
  • Salsa de tomate dulce o salsa ketchup (de calidad).
  • Aceite de oliva
  • Sal



Preparación del mojo picón de almendras

  1. Usaremos la batidora o picadora para preparar el mojo. Lo primero será triturar las almendras, sin llegar a picarlas demasiado para que nos deje esa textura que queremos. Las separamos para añadirlas al final.
  2. Metemos los dientes de ajo, con la pimienta picona, el pimentón, el comino y el vinagre y lo trituramos todo muy bien para crear la base del mojo.
  3. Ahora con valor probamos la mezcla y le añadimos sal al gusto y un poco de aceite de oliva. Lo batimos o trituramos otra vez y lo dejamos reposar un rato, incluso en la nevera.
  4. Añadimos luego el tomate dulce con las almendras picadas y lo mezclamos, y si vemos que no tiene la textura que queremos todavía, es decir, algo espesa, lo pasamos todo por la batidora otra vez añadiendo un poco más de aceite de oliva, como si estuviéramos haciendo una mayonesa.



¡Comparte este post si te ha gustado!